LA PRESENTACIÓN

Los seres humanos, como mamíferos que somos, aprendemos de tres maneras: imitando, equivocándonos y jugando.

Nuestra forma de imitar es leyendo, aprendiendo de lo que otras personas antes han hecho, dicho y escrito. Este libro es una forma muy grata de aprender imitando.

Considerar el error como una fuente de aprendizaje y de conocimiento, es un paso importante para ser felices. Y admitir el error como base de cualquier proceso creativo es el primer peldaño para avanzar en nuestra faceta artística.

Lo que Manolo Maciá y Antonio García Villarán hacen con este libro es demostrar que no importa el resultado, que lo divertido es el camino; que no estamos compitiendo más que con nuestra propia censura; y que es imprescindible una buena dosis de sentido del humor para abordar cualquier tarea creativa.

Te proponemos docenas de oportunidades de aprender jugando porque es otra de nuestras fuentes inagotables de crecimiento personal. Decía Nietzsche que las personas alcanzamos la madurez cuando volvemos a jugar con la seriedad con la que lo hacíamos durante nuestra infancia.

Encontrarás infinidad de ejercicios para escuchar tu intuición, recuperar la autenticidad de tus primeros años y dar rienda suelta a la creatividad innata con la que naciste.

Con todo esto queremos rendir un homenaje a Manolo Maciá que nos dejó mucho antes de lo previsto y que fue un ejemplo de cómo hay que tomarse muy en serio lo de aprender jugando.

El libro es el comienzo de un recorrido, que durará lo que quiera tu curiosidad. No termina en estas páginas, se prolonga más allá en la web http://lakokotxademanolo.com donde podrás encontrar multitud de ejemplos a través de los códigos QR que hemos insertado a lo largo del texto.

Aun cuando todo lo que afirmamos en este libro está fundamentado en numerosas lecturas, hemos decidido no incorporar la bibliografía para no pecar de “eruditos”, pero si tienes curiosidad por alguna de nuestras fuentes, podrás encontrar una extensa bibliografía en http://lakokotxademanolo.com/bibliografia/

Y podrás, además, profundizar en algunas cuestiones, incluso interactuar con uno de sus autores, Antonio García Villarán. Con Manolo Maciá, lamentablemente, tendrás que hacerlo a través del hilo celestial.

tiny_cc_lb18tiny_cc_lb19brochazo